Aquí hay un punto negro

“Aquí hay un punto negro / Hemen puntu beltz bat dago / There is a black spot here. Después de Irene #12”.

Acción de reparto de octavillas en la mediana y aceras colindantes del paso de peatones en el que murió atropellada mi hija.

Las octavillas hacen referencia a la existencia de un punto negro en dicho paso. Ese punto negro existe, es un círculo pintado sobre la calzada en el lugar exacto en el que fue arrollada mi hija. Se produce, por tanto, cierta ambigüedad: el texto de la octavilla se puede tomar en su sentido literal pero también en sentido figurado, con referencia en tal caso a un lugar ominoso.


Udaltzaingoak ez du onartzen kale honetan puntu beltzik dagoenik. Bai badago puntu beltz bat. Puntu beltz bat, ezabaezina.


I usually go to this zebra crossing to hand out flyers to passers-by. These flyers just point to the spot. Nothing else. I often feel better there than under my own roof.


Existe una variante de esta pieza consistente en el reparto de algo negro, tarjetones, hojas de papel, jirones de tela, etc. a los transeúntes de la zona.

Ampliaciones a la pieza.

Condensador de duelo detalle

“Dolu-kondentsadorea / Condensador de duelo / Grief condenser. Irene eta gero #11.”

Zulo beltzak, berez, tridimentsionalak dira, esferak.


Uno de los primeros objetos de la serie. Estrechamente relacionado con las piezas “Concentración” y “My black void”. Se trata de una esfera de granito negro de 30 cm. de diámetro y 40 kilogramos de peso pintada a la encaústica con pigmento black de Stuart Semple. Cohabita con mi familia desde mayo de 2020.

Ha estado rodando por mi casa, la he ido moviendo de sitio y me ha parecido oportuno fotografiarla como testigo mudo, inerte, del duelo de mi familia, de nuestra desesperación, de nuestra soledad.

La he fotografiado en escenas de interior doméstico pero también en la calle. La he llevado a algunas concentraciones y de visita al instituto en el que estudiaba mi hija.

Su ubicación final será junto a un roble joven plantado sobre las cenizas de mi hija, en un prado propiedad de la familia, en Ozaeta.


Dark, unreal sphere. A very dense thing, surprisingly heavy. I never take it away too far or too long from home.

“Banal / Hutsala. Después de Irene #10”.

Balizas de tráfico a lo largo de la Avenida Naciones Unidas. Fotografiadas de 2019 a la actualidad. Índice silente pero clamoroso del nivel de violencia vial que soportamos los vecinos de Zabalgana en Vitoria-Gasteiz. 


These bollards exist to discourage drivers from performing certain manoeuvres near crossings. They were put there by the city council after Irene’s death. If you brush or hit these bollards, you are performing a very dangerous, even reckless manoeuvre. Then, you are indeed a violent fellow at the wheel, a moral idiot, a potential murderer. Someone like you killed my beloved daughter. Someone like you has poisoned my and my family’s existence.


Zure jokabideak izen bat dauka: indarkeria gidatzean.


Solo me queda una lucha y contra un enemigo. La persona que mató a mi hija, la persona que puede matar mañana mismo a mi hijo, la persona que puede matar mañana mismo a tus hijos.

Imperativo moral: Conduce por la calle en la que mataron a mi hija como te gustaría que condujera yo por la calle que atraviesan tus hijos todos los días. Conduce por esta calle que atraviesa todos los días mi hijo, el hijo que me queda, como te gustaría que condujera yo por la calle que atraviesa todos los días tu hija.

El interés de los conductores no se compadece con el de los peatones. Los conductores quieren circular con fluidez. Los peatones que no los atropellen y maten.

Unos pocos veréis morir a vuestros hijos para que la mayoría pueda seguir dándose el gusto de correr.

A ti, futurista amante de la velocidad, te hago una pregunta: ¿cuántos atropellos mortales te parecen pocos? ¿la muerte de tus propios hijos te parecería un precio aceptable a pagar?

Ampliaciones a la pieza.

Calmando el tráfico con flores oscuras.

“Calmando el tráfico con flores oscuras / Calming down traffic with dark flowers / Lore ilunekin trafikoa baretzen. Después de Irene #8”.

Octava pieza de la serie, consistente en la acción de calmar el tráfico del barrio de Zabalgana de Vitoria-Gasteiz por el procedimiento de atravesar continuamente en horas punta el paso de peatones en el que murió atropellada mi hija. La acción se concreta en el trasiego continuo de flores oscuras desde una acera a la acera opuesta, utilizando dicho paso. Las flores son transportadas de una en una o en pequeños ramos. Se recogen del suelo en una de las aceras y se depositan en el suelo de la acera opuesta. El movimiento se inicia y detiene en función de la intensidad y/o peligrosidad del tráfico. El propósito de la acción es forzar legalmente la parada de vehículos, ralentizar el tráfico en momentos de máxima afluencia, oponer mi cuerpo de peatón florido al exceso de velocidad de muchos vehículos.

No hay una duración prestablecida para la acción. No es acción de un solo día.


A variation of this piece consists of using withered flowers tied to nearby trees.


Zergatik iraintzen nauzu loreak bakarrik badaramatzat eskuan?

Ampliaciones a la pieza.